Mujer y cultura en Roma
Alumno: Mary Paz de la Calle Velasco

LA MUJER ROMANA NO EXISTE
- ¿Cuál fue su evolución? La mujer sufre una clara evolución desde la Época Arcaica hasta la Imperial. Desde el momento en que sólo puede ser matrona, hasta que llega el principado y estás toman presencia en asuntos públicos. Gracias a esta presencia, las mujeres de la época aprovecharan estos privilegios para llegar hasta el papel de docta puella.
- ¿A quién nos referimos si hablamos de “mujer romana”? Había tres tipos de mujeres:
1. MATRONA

  • Su definición es la de una mujer casada, respetable, honrada, y que cumplía una importante función para el Estado, es decir, traía al mundo a los futuros ciudadanos y les transmitía las normas morales y sociales (los mos maiorum).
  • Características:
    • § Labor doméstica (administra, cría y educa a sus hijos) y reproductiva.
    • § No podían tener ningún contacto con el exterior de su casa, para garantizar la legitimidad de su familia.
    • § Austeridad de costumbres.
    • § Fidelidad y laboriosidad (tejer e hilar en casa).
    • o Una buena matrona debe saber cumplir todas estas características. Algunas de éstas son reconocidas en sus lápidas funerarias.
    • Las noticias que nos llegan de estas mujeres son escasas, fragmentarias y contradictorias. El problema de la credibilidad de esta imagen de la mujer, es que pasa por el filtro masculino, es decir, aparece en una literatura puramente masculina, porque en 7 siglos sólo tenemos conocimiento de 12 escritoras, de las cuales se conservan de 1 a 3 hojas.
    • Ejemplos de esta literatura masculina podrían ser el texto de Columela, en el que se indica que según del género que sea un individuo, así debe dividirse su trabajo, para los hombres fuera de casa, y para las mujeres dentro de casa. Y, también, los epitafios dedicados a las mujeres.

EPITAFIO: “Extranjero: breve es mi discurso. Detente y lee.
Este es el sepulcro no bello de una mujer bella,
a la que sus padres llamaron Claudia.

Amó a su marido con todo su corazón;
trajo al mundo dos hijos; dejó uno vivo,
al otro lo depositó bajo tierra.
De conversación amable pero honesta en el andar.

Cuidó de su casa e hiló la lana. He concluido. Puedes irte.”


COLUMELA: “La naturaleza conformó a la mujer para el cuidado atento de la casa y al hombre para las actividades desarrolladas fuera, en el exterior. Y así la divinidad asignó al hombre la misión de soportar los calores y los fríos (…) es decir, los trabajos del campo y del servicio militar, mientras que a la mujer, a la que no hizo apta para todas estas funciones le confió el cuidado de los trabajos domésticos”.
  • Etapas de la vida de la mujer romana:
  1. 1. Puella: La diferencia entre niños y niñas comienza desde el nacimiento, porque se preferían niños a niñas, y muchas veces a las niñas se las abandonaba o se las vendía [igual que actualmente en China]. Y también existe una diferenciación entre los “tria nomina” de los varones y el “nomen paterno” de la mujer; y entre los juguetes de estos, las niñas tenían muñecas y los niños juegos competitivos. Hasta los 7 años estaban en manos de la matrona o de la nutrix (nodriza). De estas nutrix, Quintiliano dice que deberían tener un cierto grado de cultura, porque los niños van a aprender todo lo que estas sepan. A la edad de 7 años empiezan la educación primaria, etapa que dura de 4 a 5 años, y en la que el magister les enseñaba lectura, escritura y cálculo. Es en este momento cuando se produce la diferencia entre mujeres y varones, porque los varones siguen a los 12 años con la educación secundaria, pero las mujeres en este momento abandonan la escuela, y su educación se centra en la casa paterna, donde la enseñará su madre a ser una buena uxor y una buena mater.
  2. 2. Uxor: Su función principal era el connubium o matrimonio. La mujer pasaba a un estado con más libertad, pero era una libertad relativa, que se alcanza cuando había cumplido su función reproductiva (al tener más de 4 hijos). Para estos matrimonios se realizaba un ritual, en el que la noche previa a la ceremonia, la todavía puella se despojaba de sus atributos infantiles, es decir, de sus juguetes, y los ofrecía a Venus o Juno; y también pasaba de llevar la “toga praetexta” a llevar la “tunica recta” y el vestido de novia con el que debía acostarse. Al día siguiente se celebraban los esponsales, y al finalizarlos, la nueva uxor se traslada a casa del marido llevando el huso y la rueca (simbología de laboriosidad).
  3. 3. Mater: Su función, en este momento, era educar a su descendencia con los valores tradicionales de los mos maiorum, comenzando de nuevo todo el proceso de educación.
2. ¿MATRONA DOCTA?
  • ¿Existían realmente? No aparecen ni en la literatura, ni hay monumentos funerarios en relación con ellas. Excepto en la Casa Imperial, en la cual, cuando surge el principado, la presencia femenina empieza a ser real en los asuntos públicos, y gracias a esto, las mujeres aprovechan estos privilegios para culturizarse mediante la lectura.
  • Aunque las mujeres no recibían educación, siempre hay excepciones:
  1. 1. Aurelia (madre de Julio César).
  2. 2. Atia (madre de Octaviano).
  3. 3. Cornelia (madre de los Gracos).
Estos son ejemplos de mujeres que reciben cultura por el hecho de haberse quedado viudas; pero la última, Cornelia, que hablaba en griego y tenía una admirable escritura en latín, será el modelo de mujer de su época, y muy importante para la posteridad de la educación de las mujeres.
  • Es decir, la realidad es que las mujeres siguen pasando a la posteridad por ser mujeres castas, y no cultas.
3. DOCTA PUELLA
  • Aparecen ya documentos literarios y epitafios donde las mujeres tienen ya cierta cultura. Estas mujeres surgen a finales de la República y comienzos del Imperio.
  • Su actividad cotidiana era la lectura. Por ejemplo, Ovidio las dedica el 3º libro de “Ars amatoria” y las compone un tratado de cosmética “Medicamina faciei”. Aunque sigue habiendo escritores puramente atados a lo antiguo, es decir, siguen teniendo una literatura puramente machista, como Salustio y Tácito, es decir, eran personajes de carácter pesimista y pensamiento definido como “cualquier tipo pasado fue mejor”.
  • Ejemplos:
  1. 1. Sulpicia: Es la única escritora romana de la que nos llega su obra. Sus cinco composiciones elegíacas son iguales a la elegía amorosa de Tibulo.
  2. 2. Cintia: Fue fuente de inspiración a Propercio. Era una mujer modelo tanto física como intelectualmente.
  3. 3. Clodia: Fue alabada por Catulo. Por su gran afición a los textos griegos, y su favorita era Safo, por esto, es más conocida como Lesbia.
  4. 4. Perilla: Ovidio la define como la “doctissima”, y dice que brilla por sus cualidades intelectuales y morales.
PARTE PRÁCTICA
  1. 1. SUETONIO
- En la obra de Suetonio, “La vida de los 12 Césares”, aparecen cerca del centenar de nombres propios de mujeres (exactamente 98), pero como siempre, son inferiores a los más de 500 nombres de hombres que aparecen.
- Para nombrar a las mujeres Suetonio utilizó:

  1. A. Parentesco: Tataranieta, tía, abuela, hija, madre, nieta, bisabuela, bisnieta, hermana, esposa, nuera, prometida, madrasta, suegra…
  2. B. Categoría social: Reina, señora, matrona, liberta, esclava…
  3. C. Profesión: Flautista, prostituta, nodriza y camarera.
  4. D. Genitivo de posesión.
  5. 2. SÉNECA
- Ejemplos en sus textos:
  1. A. “De modo que la ira es vicio particularmente femenino e infantil. Ahora bien, también recae sobre los hombres. En efecto, también hay hombres con un carácter infantil y femenino”.
  2. B. “De cualquier modo (la mujer) es un animal carente de inteligencia y, si no se le añaden conocimientos y gran erudición, es feroz y desmesurada en sus pasiones”.
  3. C. “(…) Es un niño: concédasele a la edad, no sabe si obra mal. Es un padre: tan beneficioso fue que incluso tiene derecho a ofender o quizá incluso un favor por parte de quien nos ofende. Es mujer: se equivoca”.
¿Por qué no se hablaba más de las mujeres en la literatura?
Con estos dos autores surgen estas dos opiniones:

  • Séneca: Es mujer, se equivoca.
  • Suetonio: Es mujer, no interesa.
De manera que me atrevo a decir, que “LA MUJER ROMANA NO EXISTE”, debido a su gran dificultad para su definición, porque fueron consideradas: Diosas, putas, esposas, madres y esclavas.